Situación de los Puntos de Encuentro Familiar en España

1.- Introducción

Sabido es para los aquí presentes que las formulas
tradicionales de resolver los conflictos de pareja, llámense estas formas
separación o divorcio han mostrado en algunos casos, retardo, ineficacia,
inequidad, etc.; en ocasiones ello a alimentado al litigio, prolongando el
conflicto en el tiempo y deteriorando o atentando a que los hijos logren
relacionarse de forma igual y/o equilibrada con sus padres, llegando a extremos
de forzarlos (cuando cuentan con edad suficiente para hacerlo) a elegir con
cual de sus progenitores relacionarse.

Se torna indispensable entonces construir nuevos
ámbitos de colaboración, y nuevas formas de resolver los conflictos de pareja;
así, la mediación en su especialidad familiar se configura como una herramienta
ideal para que las parejas aborden la separación o el divorcio de forma tal que
“aprendan” a separarse, manteniendo su responsabilidad como padres y
permitiendo con todo ello que sus hijos puedan relacionarse con ambos de forma
equilibrada.

En estos supuestos de separación o divorcio, la vía
judicial no es sustituida por la mediación, sino, facilitada y/o complementada
por ésta.

La experiencia de otros países Europeos (vg.
Italia) así lo indican y aconsejan.

La mediación familiar, instaurada oficialmente como
vía habitual en la gestión de los conflictos familiares en sus inicios, supone
una colaboración, que redundará en beneficio propio y de terceros en el momento
de la intervención judicial. Así hablaremos de beneficios mensurables emocionalmente,
o en tiempo, dinero, etc.

Es en éste contexto que se enmarca la figura del
Punto de Encuentro Familiar (PEF).

2.- Efectos colaterales de la
separación o divorcio

Desafortunadamente constatamos casi a diario que la
ruptura de la pareja, conlleva un sin número de efectos colaterales no
deseados.

Estas consecuencias negativas recaen sobre todos
los miembros del grupo familiar, dilatándose en el tiempo en la medida que
existan en el grupo familiar hijos; hijos que las más de las veces son convertidos
en campos de batalla y/o en piezas de trofeo de los conflictos que acarrean sus
padres.

Las más de las veces, esta conversión de los hijos
en una lucha encarnizada, se debe a la dificultad que tienen los adultos de
diferenciar la relación de pareja (nivel en el que se produce la ruptura) de
las relaciones paternas filiales (nivel en el que se deberán negociar las
normas aplicadas hasta el presente).

Es de vital importancia para el proceso de
mediación, que los padres entiendan que la ruptura de la pareja, finiquita la
convivencia, pero no la relación entre ellos y sus hijos; relación redefinida
para uno de ellos de forma imperiosa dada la calidad de no conviviente.

Los profesionales del Punto de Encuentro Familiar,
deben asumir el desafío de acompañar a los miembros del grupo familiar para
facilitarles el descubrimiento o reencuadre tanto de su responsabilidad común
hacia sus hijos cuanto del ejercicio consciente de sus derechos y obligaciones
coparentales.

3.- El Punto de Encuentro

El Punto de Encuentro Familiar, es un recurso
establecido a fin de paliar uno de los efectos colaterales no deseados tanto de
la ruptura de la pareja, cuanto de los supuestos de guardas, acogimientos y
desamparos, donde los ex cónyuges en el primer supuesto y las familiar
acogedoras y de origen en el segundo, deben mantener contacto regular con los
menores.

Así, el PEF garantiza tanto al progenitor no
custodio, familia de origen, como al menor sus respectivos derechos a mantener
contacto regular.

El Consejo Europeo emitió una recomendación sobre
la mediación familiar, en la cual queda comprendido el concepto del punto de
encuentro familiar tal como lo vengo analizando (recomendación nº R 98)
adoptada por el Comité de Ministros de Estados Miembros del 21 de enero de 1998
en la 616ª reunión de los Delegados de los Ministros.

Por su parte el 28 de septiembre de 2000, en una
Jornada celebrada en la Sede del Consejo General del Poder Judicial, se
abordaron las bases para la creación, regulación y financiación de los puntos
de encuentro familiar.

El espaldarazo final, vino de la mano del “Plan
Integral de Apoyo a la Familia”, aprobado por Acuerdo del Consejo de Ministros
el 8 de noviembre de 2001, mediante el cual se contempla el desarrollo de los
“Servicios de Orientación y/o Mediación Familiar”.

El Plan Integral de Apoyo a la Familia, en su parte
pertinente establece: “se debe, pues, potenciar la implantación en todo el
territorio nacional de servicios de orientación y/o mediación familiar …,
negociar de manera pacífica los efectos de la ruptura …, preservando el interés
superior de los menores afectados, incluyendo la problemática derivada del
cumplimiento del régimen de visitas establecido tras la ruptura de la pareja”.

Especifica el impulso de programas en las distintas
Comunidades Autónomas, que incluyan:

  • Orientación Familiar
  • Mediación Familiar
  • Puntos de Encuentro Familiar

Con todo lo visto diré que el Punto de Encuentro
Familiar se erige como un recurso novedoso con gran influencia e impacto
social, entendiendo por él al espacio neutral habilitado específicamente para
permitir el mantenimiento de las relaciones entre hijos menores de edad y sus
padres cuando a consecuencia de la ruptura de la pareja, el ejercicio del
derecho de visita se ve interrumpido o bien es de cumplimiento difícil o
conflictivo para el padre no custodio, facilitando así las relaciones paternas
filiales, a la vez que garantizan la seguridad y bienestar de los menores.

4.- Gestión del Punto de
Encuentro Familiar

De ordinario los Puntos de Encuentro Familiar
independientemente de su ubicación geográfica y su gestión, tienen en común:

  • Ser un recurso neutral que se debe orientar a
    la normalización de las relaciones familiares tras la separación y/o
    divorcio.
  • Se conforman con un equipo de profesionales
    que debe estar formado específicamente en Mediación Familiar.
  • Atienen e intervienen a fin de:
  1. Posibilitar el cumplimiento del régimen de
    visitas tras la ruptura de la pareja
  2. Posibilitar el cumplimiento del régimen de
    visitas en supuestos de denuncia y/o evidencia de maltrato de pareja
  3. Posibilitar el cumplimiento del régimen de
    visitas en supuestos de acogimiento del niño

El
funcionamiento de un Punto de Encuentro Familiar, varía según quién lo
gestione, sin embargo se distinguen claramente tres etapas en una intervención:

  1. Primer
    etapa: Se procede al estudio del correspondiente Protocolo de Derivación,
    en el que deben constar los datos de identificación de los progenitores y
    de los hijos, la estructura y funcionamiento general de la familia antes
    de la separación y de la nueva situación familiar de cada progenitor
    (apartado especial para las familias extensas y su implicación en la
    separación), la salud física (si existe alguna enfermedad infecto –
    contagiosa o alergia) y la salud psíquica y características psicológicas,
    y aspectos educativos de cada
    progenitor.
    A ser posible es aconsejable se informe al PEF las dificultades existentes
    para el cumplimiento del régimen de visitas, y las motivación de cada uno
    de los integrantes del grupo familiar para interrelacionarse e
    interactuar.


    Debe haber constancia escrita de los familiares que pueden venir a
    acompañar en las visitas, el horario, periodicidad y previsiones de
    progreso.


    Por recibido y estudiado el protocolo de derivación, se procede a la
    apertura de un expediente en el Punto de Encuentro Familiar, y se
    efectuará, si fuera posible una primera toma de contacto telefónica con
    los interesados, a fin de concertar una cita; si ésta no fuera posible se
    les citará a través de carta certificada con acuse de recibo.
  2. Segunda
    etapa: Antes de comenzar el cumplimiento del régimen de visitas en el PEF,
    y para garantizar un clima de seguridad y confianza, se llevará a cabo una
    primera entrevista con visita guiada al centro tanto con el/los menor/es
    como con ambos progenitores y familias biológicas y acogedoras, en su
    caso. Esta primera entrevista la realizará un profesional del equipo
    técnico, al cual se le asignará el caso, dicho profesional elaborará un
    informe inicial en el que constarán además de todos los datos un programa
    de intervención, que será puesto en conocimiento del resto del equipo
    técnico a través de las reuniones de coordinación.
  3. Tercer
    etapa: Después de cada visita al PEF, se toma nota de:


    Asistencia
    y puntualidad
    Actitud del
    niño con el progenitor que ejerce el derecho de visita.
    Actitud de
    cada progenitor con el niño
    Grado de
    colaboración del progenitor que ejerce la custodia
    Sentimientos
    del niño y deseos de un nuevo encuentro
    Comentarios
    de los progenitores

    Otras
    personas y/o familiares que han acudido a la visita

    Otras
    observaciones

    Toda esta
    información será evaluada posteriormente por el equipo técnico en las reuniones
    de coordinación a fin de elaborar los informes que correspondan.

5.- Conclusiones

A modo de conclusión y ampliando lo expuesto, el
Punto de Encuentro Familiar deberá:

    • Disponer de un espacio físico adecuado para
      la prestación del servicio, entendiéndose por tal un espacio pensado para
      los niños y en especial para los más pequeños (vg. zona de juegos, baños
      adaptados, sala para cambiar pañales, etc); al tiempo que ubicar o
      localizar el PEF a una distancia próxima y/o razonable del domicilio del
      menor.
    • Cubrir las necesidades básicas de atención
      sanitaria primaria, a fin de poder detectar supuestos de maltrato
      infantil
    • Disponer de los medios técnicos adecuados a
      fin de comunicar cualquier incidencia a las autoridades pertinentes en el
      menor tiempo posible posibilitando así la reducción de cualquier
      situación riesgosa para los menores
    • Configurar un equipo técnico de trabajo
      estable formado en:
      1. Desarrollo infantil, y experiencia en
        procesos de separación, recomposición familiar, y desarrollo humano en
        general
      2. Derecho de familia, menores y violencia
        familiar
      3. Recursos y procedimientos básicos de la
        administración local
      4. Mediación Familiar
    • Unificar y/o
      consensuar con los PEF ya existentes los criterios profesionales en cuanto a su
      actuación.

Peter Senge, 2004, La Quinta
Disciplina en la Práctica (estrategias y herramientas para construir la
organización abierta al aprendizaje),
Editorial Granica.-

Susana Tomás Asensi, 2005, Mediación y Orientación
Familiar (volumen IV),
Editorial Dikinson S.L.-

Instituto Madrileño del Menor y la Familia.

Junta de Castilla y León, Consejería de Familia e Igualdad
de Oportunidades.

APROME, Asociación para la protección del menor.

(1)
Abogado por la Universidad de Morón, Pcia. de
Buenos Aires, Argentina (homologación parcial a Licenciado en Derecho por el
Ministerio de Educación, Cultura y Deporte de España). Especialista en Derecho
Aeronáutico y Espacial por el Instituto Nacional de Derecho Aeronáutico y
Espacial dependiente de la Fuerza Aérea Argentina. Docente Universitario en la
Facultad de Derecho de la Universidad de Morón, Buenos Aires, Argentina. Ex
Funcionario Público en los Tribunales de Morón, Poder Judicial, Pcia. de Buenos
Aires. Master en Mediación y en Orientación Familiar por la Universidad
Nacional de Educación a Distancia, España. Especialista Profesional
Universitario en Integración Familia Escuela por la Facultad de Psicología de
la Universidad de Valencia, España. Creador de http://www.acuerdojusto.com y de http://www.emediacion.com
                        author

Franco Conforti

Franco Conforti holds a Bachelor's Degree in Law, with both Italian and Argentinean citizenship. Holds a Research Aptitude in Doctoral Studies from UCLM. Lecturer in Negotiation at the Open University of Catalonia (UOC). Member of the Research Group on Mediation and Social Intervention (GIMIS) at the University of Alicante (UA).… MORE >

Featured Mediators

ad
View all

Read these next

Category

Why Certify Public Policy Mediators?

From John Folk-Williams's blog Cross Collaborate Image Credit: Arcady – Fotolia.com In his keynote address at the 2009 conference of the Association for Conflict Resolution, Wallace Warfield discussed the difficulty...

By John Folk-Williams
Category

Check the Mediator’s Personal Biases at the Door

One of the tools that is most difficult to employ as a mediator is to check your own biases at the door. This week, for example, I had two mediations...

By Jan Frankel Schau
Category

When the Conflict is Over — Let the Healing Begin!

Reprinted with persmission of Conflict Resolution Center InternationalYou know the scenario: the liturgy or the minister or the youth program rankled since time began. Finally, the issue came to a...

By Abby Mendelson

Find a Mediator

X
X
X