Ruben Veiga

Ruben Veiga
  • Es el 1º Doctor Universitario en Mediación y Mediación Educativa de Latinoamérica.
  • Doctorando y Profesor en Ciencias Jurídicas.
  • Director Profesional de Instituciones Educativas.
  • Escribano. Abogado. Procurador.
  • Mediador registrado en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.
  • Diplomado en mediación educacional en Estados Unidos y especializado en España.
  • Autor y director del 1º proyecto latinoamericano de mediación educativa (1991)
  • Ha escrito y publicado unas treinta ponencias y artículos relacionados con la resolución educativa de conflictos (REC) y es autor de cuatro libros, cuatro módulos de educación a distancia, un seminario “on line” y cinco videos didácticos.
  • Es docente universitario de mediación en carreras de grado y posgrado en Universidades Argentinas y del exterior.
  • Fue y es capacitador y conferencista en más de un centenar de foros locales, internacionales y extranjeros: Inglaterra, España, U.S.A., Chile, Cuba, etc.
  • Es Mediador educativo, prejudicial y comunitario.
  • Se desempeña actualmente como Regente del Colegio Santa Ethnea, en donde se implementa -desde 1998- un proyecto exclusivo de REC de su autoría.
  • El 17 de abril de 2007 disertó en el Aula Magna del Archivo y Museo Histórico “Dr. Arturo Jauretche” de Buenos Aires, como único orador del acto académico inaugural de la Dirección Nacional de Promoción de Métodos Participativos de Justicia, con el objetivo de exhibir los alcances de su tesis doctoral.
  • El Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Argentina publica -en forma de libro- un abstrac de 200 páginas de la aludida tesis.



Contact Ruben Veiga

Articles and Video:

La Mediación en el Ámbito Escolar: ¿Método RAC o Método REC? (02/24/08)
Las instituciones educativas tampoco escapan a las situaciones de conflicto; muy por el contrario deberán, si aún no lo han hecho –a partir de la nueva concepción de escuela moderna- capitalizar el conflicto y educar a partir del mismo. Ello significa que todos los actores de la comunidad (léase: educadores y educandos, no docentes y familias de los alumnos) deben esforzarse por abandonar la connotación negativa tradicional del conflicto y optar por su cambio de valencia. Sólo así, la tan anhelada “educación para la paz”, será posible.