Stay up to date on everything mediation!

Subscribe to our free newsletter,
"This Week in Mediation"

Sign Up Now

Already subscribed No subscription today
<xTITLE>Ética y Profesionalismo del Mediador: Una Receta Para el Éxito Profesional</xTITLE>

Ética y Profesionalismo del Mediador: Una Receta Para el Éxito Profesional

by Josefina Rendon
March 2015 Josefina Rendon

Hace varios años en Houston, Texas, asistí a una interesante presentación sobre acuerdos escritos y otros temas de mediación para abogados. La diferencia entre los dos exponentes me pareció tan diferente que todavía los recuerdo después de tantos años. Un exponente habló en términos de movidas, estrategias y “trucos del negocio”. El otro habló en términos de buenas prácticas y normas éticas. Aunque el primer mediador nunca abogó por una conducta no ética, el segundo me pareció un profesional cuyos valores y normas éticas estaban a la vanguardia de su práctica. La ética para él parecía ser una forma de vida y parte de la conducta natural de su práctica.

En esos tiempos, yo era la editora de The Texas Mediator (revista trimestral de la Asociación de Mediadores de Texas) y, después de la presentación, me acerqué al "mediador ético" y le pedí que escribiera para nuestra revista. Cualquier artículo hubiera sido suficiente, no sólo porque él parecía estar bien informado y era buen exponente, sino también porque tuve la intuición de que todo lo que escribiera lo hubiera pintado con un pincel de ética y buenas normas de conducta y que esto sería valioso para nuestros lectores. Efectivamente, presentó un artículo sobre la ética. Como resultado de la publicación de ese artículo sobre la ética, una ex presidente de la Asociación de Mediadores de Texas (TAM), Laury Adams, me llamó para obtener información del autor para invitarlo a dar una charla a los miembros de la Asociación de Resolución de Conflictos -Houston (ACRH). Desde entonces, este exponente ha sido invitado a hablar en otras conferencias de resolución de conflictos y ha escrito varios artículos en otras revistas. Por muchos años, ha sido un mediador muy solicitado y de mucha estima. Actualmente es el Director del Instituto para la Paz Sostenible en Houston, Texas. El nombre del presentador es Randy Butler.

También recuerdo una presentación sobre ética por otro mediador en otra conferencia de TAM quien afirmó que es una buena práctica el ofrecer devolverle el dinero a una de las partes si el mediador cree que el otro lado no tiene la intención de pagarle los honorarios al mediador. Esa sugestión me sorprendió ya que pensé en el momento en que ese acto era demasiado abnegado y más allá de los requisitos éticos. Pensé que los mediadores, a veces tienen pocas mediaciones y demasiadas cancelaciones para además tener que ofrecer el reembolso de cuotas ya ganadas. Pero todavía recuerdo su mensaje y su nombre, Greg Bourgeois. Al igual que Butler, Greg es un mediador exitoso y muy respetado en Austin, Texas.

Un par de años más tarde, Bourgeois me llamó para un asunto no relacionado. Supuso que nunca nos habíamos conocido, pero para su sorpresa, le dije lo vívidamente que recordaba yo "nuestro primer encuentro “. Encantado, él procedió a decirme cómo él había recibido por primera vez el mismo mensaje como litigante cuando otro mediador en circunstancias similares se ofreció a devolverle a Bourgeois el dinero. Bourgeois también recordaba vívidamente la lección y el mediador que se la enseñó. También recordó de contratar a ese mediador para otras mediaciones.

Comparto estos recuerdos para resaltar el impacto que, en mi opinión, la ética, el profesionalismo y las buenas normas de conducta pueden tener tanto en nuestra profesión como en nosotros mismos. Años después, todavía recuerdo las lecciones éticas enseñadas. Pero casi tan importante, me acuerdo de las personas que me las enseñaron. Estas son las personas que me place que me representen a mí y a mi profesión. Estas son las personas que hacen que me vea bien ante el público simplemente porque ejercemos la misma profesión. Estas son las personas que yo contrataría como abogados, como mediadores o en cualquier profesión que opten ejercer.

Modelo Para Normas de Conducta Para Mediadores

En relación con los hechos anteriores, este artículo analiza el Modelo de Normas de Conducta para Mediadores que fue revisado y aprobado en 2005 por la Sección de Resolución de Disputas del Colegio Americano de Abogados (American Bar Association Dispute Resolution Section), la Asociación para la Resolución de Conflictos (Association for Conflict Resolution) y la Asociación Americana de Arbitraje (American Arbitration Association). El modelo tiene nueve normas : 1) la autodeterminación de las partes , 2) la imparcialidad , 3) los conflictos de interés, 4) competencia del mediador, 5) la confidencialidad , 6) la calidad del proceso, 7) la publicidad y la solicitación , 8) los precios y otros cargos y , 9) el progreso de la profesión de la mediación. Es importante tener en cuenta que la secuencia en la que se mencionan estas normas no significa que una norma tiene prioridad sobre otra. (See:http://www.americanbar.org/content/dam/aba/migrated/2011_build/dispute_resolution/model_standards_conduct_april2007.authcheckdam.pdf)

A continuación incluimos un resumen de las normas de conducta.

1) AUTODETERMINACIÓN - Un mediador deberá conducir una mediación basada en el principio de la auto-determinación o auto protagonismo de cada parte. Las normas definen la libre determinación como "el acto de llegar a una decisión voluntaria, sin coerción en la que cada parte hace elecciones libres e informadas en cuanto al proceso y los resultados. "

2) IMPARCIALIDAD - Un mediador deberá rechazar una mediación si el mediador no puede llevar ésta a cabo en una forma imparcial. Un mediador deberá llevar a cabo una mediación de manera imparcial y evitar una conducta que dé la apariencia de parcialidad. Las normas definen la imparcialidad como la ausencia de favoritismo, predisposición o prejuicio.

3) CONFLICTOS DE INTERESES - Un mediador deberá evitar todo conflicto de interés y la apariencia de conflicto de intereses durante y después de una mediación. Un conflicto de intereses puede surgir de la participación de un mediador con la materia en controversia o de cualquier relación entre el mediador y cualquiera de los participantes en la mediación, ya sea pasado o presente, personal o profesional, si este acto o relación plantea una duda razonable sobre la imparcialidad del mediador. Esta norma también recuerda a los mediadores a: a) hacer preguntas razonables para determinar si existe algún conflicto de intereses, b) divulgarle a las partes cualquier conflicto real o potencial, c) retirarse de la mediación si fuera necesario y, d) evitar relaciones posteriores con los participantes de mediación que planteara dudas sobre la existencia de algún conflicto.

4) COMPETENCIA - Un mediador deberá mediar solamente cuando el mediador es suficientemente competente para satisfacer las expectativas razonables de las partes. Esto incluiría la formación, la experiencia en la mediación , las habilidades , la comprensión cultural y otras cualidades . Un mediador debe asistir a programas educativos y actividades que ayuden a mantener y mejorar su conocimiento y habilidad. Un mediador debe de tener disponible para las partes información sobre su propia educación, experiencia y modelo de mediación. Las normas también sugieren que un mediador debe de estar dispuesto a retirarse de una mediación si determina que no es suficientemente competente para lidiar con la situación.

5) CONFIDENCIALIDAD - Un mediador deberá mantener la confidencialidad de toda información obtenida por el mediador en la mediación, salvo haya un acuerdo de las partes, o hubiera alguna ley aplicable para lo contrario.

6) CALIDAD DEL PROCESO Un mediador llevará a cabo una mediación en conformidad con estas normas y de una manera que promueva la diligencia , la puntualidad , la seguridad, la presencia de los participantes adecuados , la participación de las partes, la equidad procesal , la competencia y el respeto mutuo entre todos los participantes . Esta norma enumera varias situaciones en las que el mediador debe proteger la calidad del proceso , tales como : darle la atención necesaria para una mediación eficaz; promover la honestidad y franqueza entre todos los participantes; no tergiversar cualquier hecho o circunstancia ; no mezclar su papel de mediador con otro papel profesional ; aplazar , retirar o cancelar la mediación si parece que está siendo utilizada por las partes para conducta delictiva o si el mediador se da cuenta de la presencia de violencia doméstica o violencia entre las partes. El mediador debe además explorar posibles adaptaciones, modificaciones o ajustes que ayudarían a partes posiblemente discapacitadas a comprender, participar y ejercer la auto-determinación.

7) PUBLICIDAD Y SOLICITUD - Un mediador deberá ser veraz y no engañoso al anunciar sus calificaciones, experiencia, servicios y honorarios. Esto incluiría el no hacer ninguna promesa en cuanto a los resultados de la mediación.

8) Precios y Otros Cargos- Un mediador debe de proporcionarle a cada parte o representante información verdadera y completa sobre los honorarios , gastos de mediación y cualesquiera otros cargos reales o potenciales que se pueda incurrir en relación con una mediación. Esta norma especifica que el acuerdo de honorarios del mediador debe ser por escrito, a menos que las partes soliciten lo contrario y que los cargos del mediador no deben de depender del resultado de los casos, sino de factores relevantes, tales como la complejidad del asunto , la cualificación de mediador, el tiempo requerido y los cargos habituales .

9) PROGRESO DE LA PROFESION DE MEDIACIÓN - Un mediador debe actuar de una manera que promueva la profesión de la mediación. Un mediador promueve esta norma al participar en los siguientes:
1. Promover la diversidad en el ámbito de la mediación.

2. Luchar para hacer la mediación accesible para aquellos que opten por usarla, incluyendo ofrecer servicios a un precio reducido o de forma pro bono publico.

3. Participar en la investigación cuando haya oportunidad , incluyendo obtener la reaccion y opinión de los clientes participantes de la mediación cuando sea apropiado.

4. Participar en actividades de divulgación y educación para ayudar a los ciudadanos en el desarrollo de una mejor comprensión y apreciación de la mediación.

5. Ayudar a los nuevos mediadores a través de la formación, la tutoría y la creación de redes profesionales.

De acuerdo con esta norma, los mediadores también deben tratar de aprender de otros mediadores, respetar diferentes puntos de vista dentro de la profesión, trabajar para mejorar la profesión y servir mejor a las personas en conflicto.

Legislación Local , Reglamentos Éticos y Normas de Conducta

En tratar de dar el ejemplo de ética y profesionalismo, todo mediador ciertamente debe seguir el Modelo de Normas de Conducta Para Mediadores ya adoptado por las organizaciones nacionales mencionadas anteriormente. Además, un mediador también debe estar al tanto de las leyes locales, normas o reglamentos promulgados por sus legislaturas locales, agencias gubernamentales u organizaciones profesionales. Es posible que estas leyes, normas o reglamentos sean más específicos en relación con las necesidades de la clientela específica del mediador . Además, en algunas jurisdicciones, es posible que algunas de las normas arriba mencionadas puedan ser requeridas por ley y no simplemente sugeridas.

Por ejemplo, en el estado de Texas, el capítulo 154 del Código de Prácticas y Remedios de Texas, promulgado en 1987, especifica la conducta requerida legalmente en relación con la confidencialidad del mediador. (http://www.statutes.legis.state.tx.us/Docs/CP/htm/CP.154.htm). La Corte Suprema de Texas también ha promulgado las Normas éticas para Mediadores. (Ver: http://www.txcourts.gov/media/514701/Eth-Guideline-Amended-Order.pdf). Estas normas fueron aprobadas con algunas variaciones por la Asociación de Acreditación de Mediadores de Texas. (Ver: http://www.txmca.org/ethics.htm).

Conclusión

En la búsqueda del éxito profesional y comercial, el tema de la ética frecuentemente puede tomar un asiento trasero. Muchos de nosotros pensamos que ya somos suficientemente éticos y profesionales, y nos concentramos más en la promoción comercial de la profesión y en aprender los pasos técnicos a seguir en una medición. A menudo ignoramos la ética como un área de estudio y desarrollo profesional. Pero la ética debe ser un tema que estudiamos, discutimos y practicamos cotidianamente.

Volviendo a los profesionales éticos mencionados anteriormente en este artículo, al igual que ellos, podemos dar el ejemplo para los demás, ya sean nuestros compañeros o el público, sobre la forma de actuar de manera ética y profesional. No es únicamente el dinero que gastamos en la promoción que nos traerá negocio, sino cómo nos comportamos en nuestra práctica. La ética y las buenas normas de conducta son, sin duda, una gran forma en que nos podemos promover a nosotros mismos y a nuestra profesión. La conducta ética y las buenas normas son, o al menos deberían ser, una cuestión de carácter, algo que nos defina como seres humanos y como profesionales. La ética debe estar a la vanguardia de todo lo que hacemos. Cada uno de nosotros debe trabajar para tener una visión ética personal y una idea clara de las mejores normas de conducta profesionales. Esto no sólo es bueno para los negocios, sino que para nuestro ser espiritual.

Biography


A mediator since 1993, Judge Josefina Rendon has mediated over 1,300 disputes in a variety of areas including family, employment, personal injury and many other areas of law. For almost 4 years, she taught negotiation and mediated for the U.S. Air Force, Army, and Navy. She has been a Municipal Court Judge for 29 of the last 33 years. She is also a former Civil District Judge.

Rendón is a published author of over 100 articles and book reviews as well as a frequent speaker (locally and internationally) in the areas of dispute resolution, negotiation, cultural diversity and law. She was editor of The Texas Mediator and an editorial board member of both the Texas Bar Journal and The Houston Lawyer.

Judge Rendón is past president of the Association for Conflict Resolution–Houston (ACRH) and of the Texas Association of Mediators (TAM). She served on the board of the Dispute Resolution Center of Harris County for many years. She also served on the board of the Texas Center for The Judiciary as well as on the councils of the Alternative Dispute Resolution sections of both the State Bar of Texas and the Houston Bar Association.

In 2007 Rendón was recognized as one of Texas’ Who’s Whos in ADR by Alternative Resolutions, publication of the State Bar ADR section in 2007. In 2011 Rendon was awarded both the Justice Frank Evans Award at the State Bar of Texas convention and the Susanne Adams Award at the Texas Association of Mediators Conference. Each award is given annually to persons who “have performed exceptional and outstanding efforts in promoting or furthering the use of mediation” and who “set an example for the rest of the mediation community in Texas to follow.”



Email Author
Author Website

Additional articles by Josefina Rendon

Comments